Los factores de crecimiento epidérmico o EGF son proteínas que produce nuestro propio organismo, estimulan a los fibroblastos para generar colágeno, ácido hialurónico y elastina, mejoran la apariencia de la piel al aportar volumen y reducen la apariencia de las líneas de expresión.

Las sustancias bioestimulantes de los tratamientos faciales con factores de crecimiento en estética incitan, potencian y aceleran la regeneración de los tejidos, han demostrado ser una alternativa eficiente al uso de cirugía antienvejecimiento, siendo totalmente efectivos en la eliminación de arrugas y disminución de los signos de envejecimiento facial. Cuando se aportan a la piel, se activa la reconstrucción celular, haciendo que el rostro recupere su elasticidad y firmeza sin necesidad de pasar por quirófano.

En este caso Tratamientos manuales específicos de FCE (Factor de crecimiento epidérmico) aplicados a Arrugas, Manchas, Marcas, combinados con Radiofrecuencia Indiba,  Mesoterapia Virtual, Dermapen son las herramientas más efectivas para ofrecer el mejor resultado en la piel.

NOTA: Para más información mirar en el apartado de Aparatología.

Resultados:

  • Piel más joven, tersa y firme
  • Restaura la vitalidad y luminosidad de la piel.
  • Remodela y repara los tejidos, atenuando las líneas de expresión y arrugas
  • Recupera la elasticidad y suavidad
  • Previene​